viernes, 22 de mayo de 2015

Consigue unos labios de infarto


 A todas nos encanta lucir unos labios suaves y carnosos dando  ese toque sensual a nuestro rostro, que tanto nos gusta! Además, unos labios bonitos embellecen nuestra sonrisa, mientras que unos labios resecos y agrietados son sinónimo de deshidratación o fiebre. Por lo que deberíamos  cuidar nuestro labios, como cualquier otra parte de nuestro cuerpo, evitando malos  hábitos que, aislados parecen insignificantes, pero en conjunto, poco a poco deterioran sin compasión  nuestras lindas boquitas.

                                  


Factores que  perjudican a nuestros labios:

Arrancar esos pellejitos que a veces aparecen; lo correcto es  eliminarlos mediante un masaje exfoliante (al final del artículo os propongo uno casero que da muy buenos resultados).
Humedecer constantemente los labios con saliva: no debemos olvidar que nuestra saliva tiene una temperatura más elevada que nuestra temperatura externa, por lo que sólo resecará nuestros labios, incluso llegando a producir dermatitis labial.
No protegerlos del sol; debemos aplicar filtro solar también en nuestros labios, usando una barra específica para labios o extendiendo por esa zona también la que solemos aplicar en nuestra cara.
El uso de barras de labios de mala calidad y el abuso de lipsticks permanentes, ya que estos últimos contienen plomo lo que resulta verdaderamente dañino para nuestros labios.
El tabaco.


Acciones que mejoran el estado de nuestros labios:

Aplicar una capa de vaselina para ir a dormir. De este modo los labios amanecen tersos y suaves.
Beber suficiente agua durante el día (como mínimo 1,5L)
Realizar una exfoliante labial como mínimo una vez a la semana y cada vez que aparezcan pellejitos.
Pasar un trozo de pepino por los labios, para humectarlos.
Mantener los labios bien hidratados, aplicando bálsamos labiales y usando barras de labios de marcas de confianza que no irriten nuestros labios.


Exfoliante labial casero:

Mezclamos una cucharadita de aceite de oliva con una de azúcar y removemos bien hasta conseguir una pasta homogénea. Después, aplícamos en los labios formando círculos, suavemente para no dañar la piel, durante un par de minutos. Retiramos bien con agua tibia y aplícamos en los labios un bálsamo labial o vaselina.
                                           

Una buena opción 
Si además te gusta cuidarte los labios poniéndoles una pizca de color, tienes que probar los BABY LIPS, de Maybeline. Estos bálsamos  te hidratan y humectan los labios durante 8 horas, consiguiendo dejártelos tan suaves como los de un bebé. Además de existir en diferente tonalidades, tienen SPF 20 que no está nada mal. Lo cierto es que son ideales para llevar durante cualquier momento del día, pero me parece una forma cómoda de cuidarse mientras asistes a clase o durante la  jornada laboral. Todo un acierto estos bálsamos!



4 comentarios:

  1. Que buen articulo del cuidado de los labios. Yo no puedo evitar morderme las pielecitas soy un poco trasto. Asi que tendré q seguir tus consejos, seguro que mejoran.Hoy mismo probaré a exfoliarlos con el aceite y el azucar. Gracias por la información. Besitos

    ResponderEliminar
  2. Ualaa me encanta!! Ten un buen día corazón!!

    Ya que estoy por aquí te invito a mi sorteo internacional: Vestido de lunares

    Nos seguimos? Házmelo saber y yo haré lo mismo:
    Mi blog | Bloglovin

    (ღˇ◡ˇ)♥(ˇ∗ˇღ)

    ResponderEliminar
  3. Yo soy de labios muuuuy pequeñitos, si la magia existiera jaja

    ResponderEliminar