martes, 9 de junio de 2015

Pycnogenol , el antioxidante más poderoso.

Hace unas semanas os comenté a través de redes sociales, que empezaba a tomar Pycnogenol; un antioxidante del que mucho había leído, y todo buenísimo, pero que además tenía muchísimos beneficios para nuestra salud... Pero, como no me quise anticipar, aconsejándolo a diestro y siniestro, sin probarlo, y dándoos una opinión basada  sólo en lo que había investigado; preferí dejar pasar un tiempo y poder hablaros realmente de los cambios que he notado desde que lo tomo, que os adelanto no son pocos y  buenísimos, y que comparto completamente la opinión de los estudios que lo definen como el  antioxidante más poderoso del mundo.


Sin duda, Pycnogenol es uno de los antioxidantes más potentes que tenemos a nuestro alcance y que mejora rápidamente el estado y el mantenimiento de nuestra piel, tomando diariamente una cápsula. Está compuesto por extracto de corteza de pino marino francés; un  producto vegetal natural a base de la corteza de los pinos que crecen a lo largo de la costa sur-oeste de Francia y son conocidos como Pinus Pinaster.



El Pycnogenol  contiene bioflavonoides naturales, unas sustancias que ayudan a combatir los efectos del tiempo sobre el colágeno de la piel aportándole resistencia, tersura y elasticidad. Además, reduce la actividad de la enzima colagenasa equilibrando la degradación y síntesis de colágeno y elastina.

Este antioxidante, se comercializa en forma de cápsulas, y es considerado el antioxidante más poderoso ya que diversos estudios han demostrado que el Pycnogenol es 50 veces más eficaz que la vitamina E y 20 veces más potente que la vitamina C. Un estudio muestra que este extracto,  se absorbe rápidamente y se distribuye por todo el cuerpo, en tan sólo 20 minutos, así como también activa la vitamina C antes de salir del cuerpo.



Además, El pycnogenol tiene muchos otros beneficios para nuestra salud. Es utilizado para:

el tratamiento de los problemas de circulación
alergia
asma
zumbido de oídos
presión arterial alta
retinopatía
dolor muscular
osteoartritis,
diabetes
trastorno de déficit de atención e hiperactividad (TDAH)
endometriosis, 
síntomas de la menopausia
periodos menstruales dolorosos
disfunción eréctil